17.4.08

Tenía un cuchillo clavado y no se dio cuenta

"Se sintió incómodo al acostarse, pero aun así no reparó en el cuchillo", dijo un médico que atendió a un hombre de la localidad rusa de Vólogda.
Agencia EFE

Un vecino de la localidad rusa de Vólogda ingresó en el hospital con un cuchillo de cocina clavado en la espalda, del que no se había percatado durante horas a pesar de sentir molestias, publicó hoy el periódico local "Premier". "
El mango del cuchillo sobresalía de la espalda cuando ingresamos al paciente. Se trata de un cuchillo de cocina de 15 centímetros de longitud. Traspasó tejidos blandos, pero afortunadamente no afectó ninguno de los órganos vitales. Tan solo rozó levemente la pared pulmonar. La operación fue mínima", señaló el cirujano Víctor Belov.
Según el médico, el paciente, Yuri Lialin, "se sintió incómodo al acostarse, pero aun así no reparó en el cuchillo".
El caso. Al parecer, fue un vigilante de seguridad y compañero de trabajo de la víctima quien le clavó el cuchillo.
Lialin contó que habían pasado la tarde bebiendo en la garita de vigilancia y en algún momento llegaron a las manos.
A la mañana siguiente, la víctima amaneció con una espectacular resaca, decidió ausentarse del trabajo y tomó un colectivo hasta su casa, donde desayunó y se acostó a dormir la mona.
Fue la mujer de Lialin, pasadas unas horas, la que descubrió el extraño objeto que sobresalía de entre los omoplatos de su marido.
"Ví brillar algo metálico que me recordó una horquilla", diría luego la mujer.
El agresor se presentó voluntariamente a la policía.
La víctima se encuentra en perfecto estado de salud y no tiene intención de presentar denuncia.
Aun así, la investigación, que se efectuó de oficio, ha concluido y el acusado recibirá su castigo, señaló Pavel Vorobiov, ayudante del fiscal de Vólogda, ciudad situada a 400 kilómetros al norte de Moscú.
(17 de abril de 2008, www.lavozonline.com.ar)

2 comentarios:

toto scurraby dijo...

lo imagino saliendo del hospital a grito pelado: si me vas a matar matame de frente

El Pastor dijo...

(Diciéndolo en ruso-borracho)
Saludos totó