24.2.11

1 comentario:

Elisa dijo...

Este dibujo me es psicoanalisticamente familiar.
Nocturnamente conocido.