18.9.07

Rarezas de la vida misma: el Penal, primer árbol de semilla líquida


5 comentarios:

Lunita dijo...

no voy a decir nada
no voy a decir nada
no voy a decir nada
no voy a decir nada

Lunita dijo...

no voy a decir nada
no voy a decir nada
no voy a decir nada
no voy a decir nada

El Pastor dijo...

no me hagas pedirte que lo digas. No lo digas.

Jaramillo dijo...

Me hace pensar en la necesidad de inventar algo parecido a una máquina de pijas. Giratoria. Que vaya limpiando las calles, como esos camiones que hacen un ruido inmenso.

Anónimo dijo...

laura dijo guaaaaaaaaaaacala