22.11.07

La burbuja inmobiliaria

La tormenta ataca
un edificio en construcción

la lluvia choca contra

una futura losa

chasquea contra bloques

de Telgopor

los obreros se ríen

abren los brazos

miran al cielo

gritan: “¡es piedra!”

y revolean los cascos


llueven, amarillos

al vacío

4 comentarios:

Anita dijo...

Me quedé leyendo y releyéndolo.

Sintético, claro, imagen poderosa.
Es buenísimo!

Besos!

El Pastor dijo...

Gracias Anita!
Nos vemos en la estepa, en el sur, en el verano? ojála
besos

Anita dijo...

Navidad? Es una buena época para no elogiar a nadie.
Besos!

eme-eme dijo...

por mi parte voy a elogiar a tus poemas, diego, me gustan. si no te jode, contame qué poetas estás leyendo por estos tiempos. un abrazo.-