23.3.09

Mi Neuquén en la voz de Héctor Kalamicoy

INTRODUCCION A UN FEO LUGAR

Neuquén tiene un fino viento
que me tiene definitivamente loco
y llena todo de tristes arañas grises
y grandes cucarachas charoladas
que acarrean
pequeñas partículas de mierda
desde el baño
para que reposen sobre el pan duro
que como a diario.
Y por las mañanas trato
de fregarme el rostro vigorosamente
para olvidar las siniestras pesadillas
que despierta este sitio en mí
jamás sueños
dulces con sabor a frambuesa,
pero nunca hay agua en Bolivia
sólo esas grandes cuatro por cuatro
con bellas mujeres rubias
estrellas que destilan perfumes de riqueza
y comen productos para mejorar su tránsito lento
que comen productos para poder cagar como
caga la mayor parte de la gente
que gasta su triste culo proletario en bicicleta
buscando una tranquilidad que
con el trabajo duro no se logra.
Neuquén es un lugar cálidamente hostil
donde albañiles con las rodillas gastadas
escupen piropos a oficinistas
tan duramente explotadas como ellos y que
sueñan con el concubinato a los veinte
y con los sueños que vende un Wallmart multicolor
que provee para Halloween y para el día de acción de gracias
y para el regreso de los jodidos gringos
de Irak (Aunque pocos lo han hecho)
Neuquén, ¡Puto lugar seco en crecimiento!
Con ese cristote de madera y esa impresentable
banderota que veo cada vez que cruzo el
puente en colectivo y Neuquén de los humos de las
tomas y de los saqueos
cada vez que la tradición de dinosaurios y
aborígenes de un pasado glorioso de tan solo cincuenta años
mal vividos en una meseta con un poco de petróleo
se desvía en una piedra contra las vidrieras
de los comercios del bajo.
Y Neuquén
de las cervezas tibias,
ya que siempre hay treinta miserables
esperando antes que yo
por un poco de bebida fría para olvidar
la escasa vida de este triste lugar.


LA COLUMNA DE GENTE DE TODAS PARTES BAJA CON LA CRUZ

de un muerto que ya no puede cargarla
reunión de treinta mil en una ciudad de doscientos mil
inconscientes autómatas que berrean por una ruta libre
para que los vehículos de los políticos
que ni siquiera llegan a ciudadanos lleguen
sin dar un rodeo a sus cabañitas en Villa o en San Martín
o en cualquier otro sitio que insultan con su comparsa
de simios enjoyados y encocados por donde se los mire.
La columna canta y aplaude y levanta banderas y lleva
el corazón lacerado por qué cómo pudieron matarlo si él
era tranquilo tenía familia era buen tipo tenía una casa en construcción
era solidario con los alumnos era buen amigo buen marido
tenía eso que la gente ya no mira no siente en una ciudad
que no sólo alberga criminales con cargo político
sino un montón considerable de pendejos cómplices de voto
cómplices de silencio cómplices de la muerte
de un maestro que siempre les va a estar enseñando
con un ejemplo que sobrevive a la muerte.
La columna camina y explica caminos de obreros como
Carlos
compañeros y de ejemplos y de la educación
como un río como un Cristo como una luz como un manto
y una corona de espinas sanguinolenta en una lucha
y una corona de espinas sanguinolenta en una lucha
que no esperaba una muerte sin resurrección un día aciago
una respuesta que congela
y contundente quema las miradas verdes
dónde se pasa de pelear por el pan a defender la vida
y luego por la memoria y no deshacerse en el olvido.
La columna es un río de vida un canto entonado y continuo
una caravana sin muerto una marcha por justicia
una larga fila de gente que baja del Gólgota diario
para enfrentar una ciudad temerosa que cierra puertas
ventanas, negocios, una jornada en penumbras
que aprovechan los inicuos para no ir a trabajar
pensando que los marchantes pueden robar
alguna de sus tristes porquerías
de su triste y pequeño mundo reducido
un mundo que algún día va a tapar la mierda


OH!... POETA (HOMENAJE A BERBEL)

Oh poeta! Libre pensador, bardo, sin el petróleo
poeta,
el colesterol dañino no hubiese apagado
tu remota y ancestral voz, graciosa, única, grasosa
con impostura de piñón
que nunca comías, preferías el chivito
que ahora los aborígenes exportan
aunque los persigan.
Oh cantor! Creador de simiente de músicos y poetas
iguales a ti
funcionarios,
constructores de un pasado ideal
a los que
la tirita de novillo y las morcillitas les tapan los ojos.
Por lo dicho
porque canto como tu no cantas
y hago lo que tu no hacías
bardo inmortal, poeta eximio, inmortal ciego,
es que muestro
al perro que se arrima a la parrilla
bajo la araucaria, bajo las pocas que quedan sin dueño.
Y observo la grandeza del Neuquén,
la Neuquén para los turistas
Y veo que yo sólo te entiendo y te escucho,
porqué no sé leer
como muchos acá en Neuquén.
Por eso también entono a los basurales,
a los ex genocidas ocultos, a los abortos clandestinos
y a los que fabrican una historia, les advierto poeta:
“los caramelos media hora
tienen ciento veinte años de historia:
deben ser neuquinos de pasado glorioso”


COMO TE QUIERO KO KO

El colectivo rojo con sus manzanitas
casi un contenedor con ruedas.
Y yo me acordé cuando trabajaba
en las cámaras de frío
y pensaba que iba a llegar un contenedor como un gran tupper
con mil chinos podridos y re-muertos adentro.

Ahora el colectivo
monopoliza y mete mil
de nosotros dentro y el chofer
puto aborto
puto pasivo puto pendejo puto colaborador
grita:¡ no hay cambio!
atrás hay espacio!
que qué se piensa la gente
y la multitud que mira toda apretada
como corderos colgados
y yo pienso que si vamos a rebelarnos
¿Ahora?
Matemos al chofer
y a los milicos
que viajan sin pagar y ocupan los asientos
matemos al chofer
Y después vayamos por el dueño de la empresa
y colguémoslo también
como a Mussolini , ¡pero de las bolas!
¡Quememos todo, tristes maricones!
si hay algún mormón mejor, si es gringo mejor
la grasa del primer mundo arde bien
arde excelente.
El Birkenau rodante!
La mujer embarazada parada
y el viejo que no se sostiene
parado
y todos parados
siempre miles de kilómetros
en este Ko Ko de mierda
en este Ko Ko de mierda
¿Cómo le voy a cantar al valle?
le voy a cantar parado
como una erección inmensa
para partir el valle al medio
y a todos los colectiveros a toda esa gente
a toda esta gente
que se la come sin gritar
siempre se los cojen con la música
del monopolio del buen servicio de los coches nuevos
y les tiene que gustar.
Mierda profunda y yo
jodiéndome
jodiéndome,
parado después de haber pagado
ojalá no choque
ojalá frene a tiempo este pendejo nuevo este viejo ciego
siempre quise llegar
ojalá no se prenda fuego
mientras cargan combustible
con nosotros adentro para ahorrar tiempo
Ojalá
consiga un puto duro asiento
en el que dos horas de viaje
sentado en un palo sentado en un duro
palo torturador
con un gordo tamaño cachalote
que la gracia depositó a mi lado
para sentirme más sofocado
para sentirme más mierda!
Ojalá
esta broma pase a horario
o llegue hoy rápido
sin chocar sin volcar con esas ruedas tan lisas
y con toda esa gente adentro:
parece que hicieran fletes a la luna
no quieren dejar nada para el otro viaje
no quieren volver!
Todos tenemos que llegar todos
menos el intendente ladrón
y el turro del gobernador y el puto del presidente y todos los putos que dejaron
este puto país así así
ellos llevan su humanidad en asientos blandos
de Jaguares de Mercedes de Ferraris
ellos y sus mujeres rubias y sus hijos tarados
¡flojos putos!
refinados príncipes de este país choto y destartalado
lleno de pungas y degenerados
triste lata hedionda que siempre explota y deja muertos
que siempre choca y nunca frena

¡como mi querido Ko Ko!



Notas para no-neuquinos: el puto lugar es mi tierra; el muerto es un maestro mandado a matar por Sobisch; Berbel es el poeta más popular de la provincia, adorado especialmente por su voz ronca, y Ko-Ko es la empresa de transporte interurbano que monopoliza el movimiento de la gente que no tiene auto, entre chacras y pueblos)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ah, ese flojo ya pasó de moda. Ahora esta de moda Alfredo Jaramillo.

Anónimo dijo...

Además es una especie de Daniel Jhonston, no sabes si es un medio tonto loco que la pegó de rebote o es artista.

El Pastor dijo...

Alfredo Jaramillo no es una moda: es la única tendencia que merece ser repetida.
Moda sos vos, anónimo, apareciendo en todos los blogs del mundo.

Anónimo dijo...

Cuidado amigo, no te metas con los anónimos, somos muchos (más que los periodistas y menos que los poetas porteños) y capaces(ahi tenes Las mil y una noches y el Bagavad ghita) Jaramillo es una anécdota, como los pantalones oxford, pintoresco pero prescindible.

El Pastor dijo...

Me quedo con la pulpa de su mensaje. Pintorezco y prescindible. Saludos.