24.6.11

Manteca y dulce de leche

Un colectivero mató a su hijo de 3 años tras pelear por una mermelada

"Se me fue la mano", dijo el padre del niño; el hermano mellizo está hospitalizado por la misma causa

Por José Bordón Especial para lanacion.com

SANTA FE.- Un colectivero de 33 años asesinó a golpes a un hijo de sólo 3 años, porque discutió con su hermano por un frasco de mermelada. "Se me fue la mano", le dijo el padre del niño a la médica que recibió al menor en el Hospital de Niños "Dr. Orlando Alassia" de esta capital. Un hermano mellizo del fallecido también recibió golpes de tal gravedad que quedó internado en el mismo nosocomio.

Los hechos se desencadenaron en una vivienda del barrio El Tanque, de Santo Tomé, ciudad ubicada a 10 km al sudoeste de esta capital. Los menores discutían porque ambos querían comer mermelada. En un momento, el padre puso fin a la discusión y comenzó a golpearlos brutalmente. Los vecinos, al escuchar los gritos desesperados de sus hermanos (cuatro menores de 2, 9, 14 y 15 años) y una mujer (sería pareja del hombre pero no mamá de los chicos), llamaron a la policía quien procedió a ordenar el traslado de los golpeados hasta el mencionado hospital.

"A las 0:30 ingresó al hospital un niño en coma extremo. Le realizamos maniobras de reanimación, lo pasamos a terapia intensiva y lamentablemente, a la 1:45 este niño falleció. La causa de muerte fue un shock hipovolémico por rotura de vasos, hemorragias abdominales y hemorragias en tórax. El padre trajo a este niño y le dijo a los médicos que se le fue la mano con los golpes", comentó la doctora Raquel Cosiglio, directora médica del Hospital de Niños.

Según comentarios de los vecinos, el padre -detenido, y cuyos datos de filiación no fueron confirmados por la policía-, padecería severos problemas de depresión y desde hace 8 años estaría bajo tratamiento psiquiátrico. Los hermanitos estaban bajo su cuidado porque la madre los abandonó.

2 comentarios:

Norma dijo...

Esta es una demencial cadena de desamor. Pobres loc chicos, pobre el papá, pobre la que se fué. y yo que me aburro de serme.

Elisa dijo...

Para un poquito!!!